Pitón reticulado

(Python reticulatus)

Descripción: Su cabeza es alargada, con cuatro o tres escamas labiales anteriores y superiores con fosetas. También aparecen estas fosetas en la sexta y séptima escamas infralabiales. La cabeza se separa de manera clara del cuello. El cuerpo es fino y estilizado. Presenta variaciones en la coloración básica dependiendo fundamentalmente de la zona geográfica a la que pertenezca. Su coloración va desde amarillo pálido hasta el marrón oscuro o aceitunado. Sobre la zona dorsal aparecen manchas amarillentas o marrones de formas redondeadas, romboidales y ovaladas. Las manchas se suelen fundir para crear una banda con un dibujo en forma de reja irregular de bordes negro esmaltado. Presentan una banda temporal de color negro que une el cuello y el ojo, y además otra línea longitudinal negra desde el hocico hasta la nuca, pasando por el centro de la cabeza. Los ojos presentan una pupila negra rodeada de una zona color pardo o naranja muy llamativa. Las escamas que conforman la superficie del cuerpo tienen una iridiscencia característica después de cada muda presentando un brillo metálico al incidir sobre ella la luz directa. Las hembras suelen alcanzar un mayor tamaño que los machos, presentando además una complexión más robusta. El tamaño de los machos adultos suele rondar los 4.5 m de longitud, el peso de los animales puede variar de 25 kg hasta 50 o un poco mas.

Distribución: Indonesia, Vietnam, Laos, sureste de Asia, Burma e Indo-china.

Hábitat y Ecología: En la naturaleza habita selvas tropicales, pastizales, arrozales y zonas pantanosas, así como en las proximidades de asentamientos humanos. Vive en cavidades bajo tierra, debajo de las grandes raíces de los árboles, en grietas de rocas y en los árboles. Suelen alimentarse de mamíferos pequeños y medianos, aves y otras serpientes. Son animales solitarios y su actividad es principalmente nocturna y crepuscular, pasa las horas de luz descansando. Son ovíparos, el periodo reproductivo en su medio natural va, generalmente desde el mes de octubre al de diciembre, produciéndose el desove en abril. Tres o cuatro meses, entre 54 y 105 días después de la cópula la hembra deposita de 18 a 49 huevos, que incubará enroscándose sobre ellos, después nacerán las crías. Esta serpiente alcanza una talla de hasta 10m y suele tener un mal temperamento lo que las convierte en animales de cuidado.

Photo 1
Photo 2 Photo 3 Photo 4 Photo 5Photo 7 Photo 8Photo 9